Nuestro Blog

Conoce todo lo que debes saber sobre el agua

Hay ciertos aspectos que a lo mejor no conoces sobre el agua, los cuales te harían ser más consciente al hacer uso de este vital líquido, ya que al ser tan valioso para la vida de todo el ecosistema, es necesario conocer todos los aspectos que tienen que ver con esta sustancia.

Lo primero que es necesario saber es que el agua no es un recurso escaso, pero es algo a lo que se le debe dar el uso adecuado y correcto, porque así como hay zonas en donde se encuentra abunda agua, hay otras en donde según las Naciones Unidas una de cada seis personas no disponen de agua limpia, lo que es consecuencia de la mala gestión de este recurso.

Y esto se considera un motivo suficiente para no generar derroches de agua, porque si no se toma consciencia a tiempo, en unos años podrían ser decisiones que afectaron a la humanidad, y que probablemente no haya solución a ese problema.

Derroches de agua provoca estrés hídrico

Cuando se habla sobre el estrés hídrico se hace referencia a la situación cuando la demanda de obtener agua es mucho más alta que la cantidad que se posee, es por esto que el estrés hídrico es sumamente perjudicante para la humanidad y todo lo que contempla la tierra, ya que este provoca su deterioro.

Esto es debido a que el agua es el líquido capaz de saciar la sed, es un elemento fundamental para la agricultura, conservación de toda la naturaleza  y además puede generar energía hidráulica, por lo que se puede considera que es una sustancia vital en la tierra.

Sin embargo, se dice que actualmente hay más de 1,6 millones de personas en todo el mundo que viven en zonas consideradas como estrés hídrico, esto por el hecho de no contar con el agua suficiente para cubrir sus necesidades básicas. Pero a pesar de esto las noticias no son tan buenas para los que ahora gozan de privilegios, porque se proyecta que para el 2025 dos tercios de la población pasen por esto.

Inundaciones y sequías

Los fenómenos naturales como las inundaciones y sequias forman parte del mundo, y aunque las inundaciones puede ser uno de los fenómenos que mayor daños puede ocasionar, es algo que hace el agua para reclamar su espacio vital, y contra eso no hay quien pueda.

Para evitar las inundaciones lo recomendable es no construir viviendas en zonas que no estén aptas porque se podrían inundar, generalmente las que sufren este fenómeno son las que están muy cercas de ríos o playas.

Y con respecto a las sequias, lo malo no es que estas ocurran, porque suele ser hasta muy normal en algunos lugares del mundo, el problema radica es que en muchos sitios no hacen buena gestión del agua durante la sequía, porque lo que agrava la temporada.

No temas a tomar el agua del grifo

Muchas personas viven con el miedo de que el agua embotellada es la que debe ser consumida y no la del grifo, pero hay sitios, como España, en donde expertos aseguran que los habitantes no deben temer beber agua del grifo porque esta es de calidad.

Además de que con esto evitarías los impactos ambientales que puede provocar sobre todo el envasado del vital líquido, ya que estos por lo general suele ser de plástico y este material es no biodegradable porque lo que tarda muchos años en descomponerse, ocasionando un gran deterioro ambiental.

Nivel de desalinización y presas

Hay países en donde poseen un gran número de desaladoras de agua, y muchos usan el método de osmosis inversa, el cual es considerado como uno de las más importantes utilizado en el mundo. Por lo que con esto buscan garantizan el abastecimiento del vital líquido a ciudades y hasta llegar a zonas que viven en temporada de sequía. Y las presas de agua en muchos lugares además de  producir más del 18% de la electricidad, son consideradas también como reservatorio de agua que pueden ayudar.

Sin embargo esto para muchos expertos no es una solución al problema de derroches de agua que existe en todo el mundo, y más porque hoy en día el área de la agricultura es una actividad que se lleva casi el 70% del agua, porque se pierde en gran cantidad innecesariamente, mientras que lo que resta es lo que le corresponde a las personas en sus hogares, empresas y para preservar el medio ambiente, lo cual revela que es un porcentaje muy bajo para la gran magnitud que representa.

Y aunque con la extracción del agua subterránea busca mejorar la situación, esta solo puede llegar a abastecer el 30% de la demanda, además de que se pone en riesgo la superficie si ocurre la sobreexplotación.